Así lo indicó un abogado con 30 años de experiencia en el fuero penal en Río Gallegos. Sin embargo, aclaró que está a favor de la medida porque “significa que se debe hacer cargo de lo que hace”.

El viernes el Ejecutivo envió al Congreso Nacional el proyecto que baja la edad a 15 años (actualmente 16) por el cual los adolescentes pueden ser juzgados e ir presos.

La discusión se presenta en un año electoral, aunque esta modificación en la ley penal se viene discutiendo -cada tanto- desde hace décadas en Argentina.

“El chico es una persona y cuando se mandó una macana hay que tratarlo como persona. Lo mismo ha hecho el Código Civil pero de forma gradual, ya que no es lo mismo un chico de 14 años que de 9”, dijo el Dr. Ricardo Julián. Abogado penalista desde hace 30 años en la capital provincial.

“Bajar la edad a 15 años, significa que el chico debe ser tratado como persona y poder hacerse cargo de lo que hace con la gran posibilidad de defenderse por lo que hizo y explicar las razones que lo llevaron a eso, además que colabora con la  formación de las personas. Esto no lo digo yo, lo dijo el Dr. Zaffaroni”, agregó.

“No lo veo mal”, opinó. Pero el letrado tuvo sus reparos. Primero indicó que se trata de una medida “netamente de corte electoral y decorativa”.

Y luego advirtió que esto no significa que los delitos van a disminuir. “Esto es un aporte y no va a cambiar la inseguridad, que es un problema de la policía y no del Código Penal”, vertió y recordó que la seguridad es “prevenir que pasen las cosas”, como a quien le secuestran el automóvil por conducir en estado de ebriedad. En cambio aquí se “apunta a quien lo hizo, es decir, después”.

NO SIRVIÓ

En esta línea explicó que la profundización de las penas no sirvió para bajar la delincuencia, en donde el mejor ejemplo es Estados Unidos, con la población carcelaria más grande del mundo. “No sirven los ejemplos aleccionadores porque nadie aprende porque al otro lo metan preso. No sirvió para bajar la delincuencia y ya han advertido que eligieron el camino equivocado”, destacó.

Señaló que en el régimen penal de menores se evita por todos los medios “tener que penalizar” y que “como última posibilidad  se aplica” ya que se opta muchas veces por la remisión (sin condena). “Como contrapartida, con la baja de la edad, el menor se hace responsable y eso es positivo porque en general tiende a no hacerse responsable”, reafirmó.

CAMBIO

El letrado opinó que “como todo cambio legislativo que sucede en Argentina, la sociedad evoluciona atrás del avance de la ley” y no al revés. Un ejemplo que expuso fue el divorcio. ”Todo el mundo decía que estaba de acuerdo con el divorcio, pero la gente se casa para toda la vida, lo cual es contradictorio”, precisó.

FUENTE: TIEMPOSUR

 

 
About The Author

Pablo Omar Kairuz

Abogado, recibido en la Universidad Nacional de Mar del Plata en el año 2003. Orientación de pre-grado en Derecho Tributario. Ha publicado varios artículos referidos a la informática jurídica, el derecho informático y marketing jurídico en su blog bibliolex.wordpress.com. Derecho Administrativo, asuntos laborales, nuevas tecnologías.